Páginas vistas en total

viernes, 30 de diciembre de 2016

POR UN PUÑADO DE DÓLARES (Per un pugno di dolari 1964)

Yo diría que es una película señera, aunque lo políticamente correcto sería decir de culto. En realidad son tres películas: Por un puñado de dólares (1964 Per un pugno di dollari), La muerte tenía un precio (1965 Per cualche dollaro in piú) y El bueno, el feo y el malo (1966 Il buono, il brutto, il cattivo). Sin la primera no hubieran existido las otras pero el éxito de taquilla propició la continuidad.
La madre de los westerns hechos en Europa, antes había habido algunas abuelas francamente olvidables, surgió del innovador Sergio Leone que no salió de la nada. Con poco recorrido como director se había curtido en películas de serie B italianas, pero también fue director de la 2ª Unidad en películas americanas de gran presupuesto rodadas en Europa: Quo Vadis, Helena de Troya, Ben Hur, Sodoma y Gomorra... Una gran experiencia y decidió devolver la pelota a los americanos, si ellos rodaban películas de romanos el dirigiría en Europa películas de indios.
Para por Un puñado de dolares eligió un truco que antes había funcionado en Los siete magníficos, fusilar una película del japonés Akira Kurosawa. El truco salió bien a medias, acabó en los juzgados y hubo que indemnizar a Kurosawa cuya película se titulaba Yojimbo.
Leone tenía la formula y contrató a un actor poco conocido entonces, Clint Eastwood, curtido en los westerns de la Televisión americana. Lo caracterizó con un poncho, un sombrero, un puro (al parecer Eastwood no fumaba) y una parquedad de vocabulario atronadora. Estas características las mantendría durante todo el ciclo. Claro que es el nexo entre él, porque mejoró en presupuesto, y los actores hispanos del reparto original perfectamente reconocibles fueron sustituidos por actores americanos de más alto caché. Eastwood prolongaría el arquetipo de su personaje en algunos westerns sin relación con la trilogía que lo hizo famoso, un toque aquí, una pose allá... 


                                    FREELANCE

El otro nexo es el compositor Ennio Morricone que con silbidos, punteo de guitarras, campanas de muerte, trompetas, coros e incluso el sonido de los disparos fue creador de un tipo de banda sonora que identificó a todo un subgénero.
https://youtu.be/u9s9V_aV0VY


El equipo de Leone, ya sin Eastwood, rodó una cuarta película Hasta que llegó su hora (1968 C'era una volta in West) con un reparto plagado de estrellas y rodada en exteriores en España, Estado Unidos y Méjico e interiores en Italia. Remataría su breve carrera como director con una obra maestra Érase una vez en América (1984 Once Upon a Time in America) esta ya rodada en Estados Unidos e interiores en Italia, como devolución de visita. Un digno final para una carrera corta como director pero que creó un estilo y dignificó un subgénero. Morricone y Eastwood prolongarían el éxtasis en varias películas y temas más, pero ya no era lo mismo. Loor a la Trilogía.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada